Elevando los Estándares

¡Comenzamos un nuevo año con una nueva perspectiva de educación! ¿Qué hay de nuevo? La promesa de igualdad en la educación para todos los estudiantes.

La NHCLC está comprometida con Elevar los Estándares para todos los estudiantes y asegurar un nivel de educación de calidad que los prepare para la universidad, la fuerza de trabajo y la vida. Nosotros creemos que todos los estudiantes merecen recibir una educación de alta calidad que promueva valores tradicionales y la excelencia académica sin dar pie a la diferencia de clases sociales y exija más de nuestros estudiantes y maestros. 

Este año, la mayoría de los estados en Estados Unidos, están implementando nuevos estándares para el logro de los estudiantes, diseñados para preparar a la gente joven para sus carreras y la universidad. Estos puntos de referencia ayudan a los padres a entender lo que los estudiantes aprenderán durante el año escolar, y permite que las escuelas y distritos tomen decisiones sobre su currículo e instrucción. Mantenga la comunicación con los maestros de su hijo(a) durante el año y conocerá como progresa su hijo con estas metas. 

A continuación podrá evaluar los estándares académicos para el grado de su hijo, en Matemáticas o Inglés, dando clic abajo en el nivel correspondiente. 

¿En qué consiste un estándar académico?

Ejemplo de un estándar para el segundo grado:

En el 2º grado, el tiempo de instrucción debe enfocarse en cuatro áreas críticas (1) extendiendo el entendimiento de la notación del número 10; (2) tener fluidez con las sumas y las restas; (3) utilizar unidades como medidas estándares, y (4) describir y analizar las formas geométricas.

  1. Los estudiantes extienden su entendimiento del sistema del número diez. Esto incluye el contar de cinco en cinco, diez en diez, y múltiplos de cien, décimos y unos. (ejemplo: 853 el 8 está en el lugar de los centésimos + 5 en el lugar de los décimos + 3 en el lugar de los unos).
  2. Los estudiantes usan su entendimiento de las sumas, para desarrollar su fluidez con las sumas y las restas dentro de un 100. Ellos resuelven problemas dentro de un 1,000 aplicando su entendimiento de los modelos de sumas y restas, y ellos desarrollan, argumentan y usan métodos eficientes, exactos y métodos generalizados para realizar sumas y diferenciar números enteros en notaciones de décimos, utilizando su entendimiento de los valores de los dígitos y las propiedades de operaciones. Ellos seleccionan métodos para realizar sumas y diferencian los números con décimos y centésimos.
  3. Los estudiantes reconocen la necesidad de las medidas estándares de unidades (centímetros y pulgadas) y utilizan reglas y otras herramientas de medidas para entender que una medida lineal involucra varias unidades. Ellos reconocen que entre más pequeñas sean las unidades, se requieren más repeticiones para cubrir para cierta medida.
  4. Los estudiantes describen y analizan las formas examinando los lados y los ángulos. Los estudiantes investigan, describen y razonan acerca de descomponer y combinar las formas para hacer otras formas.  A través de construir, dibujar, analizar formas dimensionales y tridimensionales, los estudiantes desarrollan un buen fundamento para entender el área, volumen, congruencia, similitud, y simetría en grados posteriores.

Enlaces cortesia de www.ParentToolkit.com. Parent Toolkit es producido por NBC News y patrocinado por Pearson.

Sermón para Domingo de Educación

Elevando Nuestros Estándares

En el libro de Isaías, leemos, “Cuando el enemigo viene como río, el Espíritu de Dios levantará la bandera en contra de él” (59:19). ¡Qué bendición pensar que Dios mismo se convierte en un portador del estandarte en contra de nuestro enemigo! La historia militar nos dice que no cualquier persona era elegida para ser el abanderado, el escogido para cargar el estandarte y para inspirar a todos los soldados en la batalla.  De hecho, en ocasiones, el Príncipe o el Comandante cargaría el estandarte a la batalla.

La frase “abanderado” ahora significa “una figura de liderazgo en una causa o movimiento.” En sentido real, todos somos abanderados por Cristo, levantando el estandarte para Su reino a donde quiera que vayamos y lo que sea que hagamos. Todavía, muchos estándares se están deslizando en América hoy día. Las morales se están desvaneciendo. Los estándares de matrimonio se están cayendo. Hasta ciertos estándares de vestimenta son obsoletos en nuestra sociedad cambiante.

Para la National Hispanic Christian Leadership Conference (NHCLC por sus siglas en inglés), nuestro enfoque se convierte en estándares educativos. En 1983, un reporte que ahora es famoso, fue publicado, titulado Una Nación en Riesgo. Una de las declaraciones más espantosas en el reporte decía, “Que si un poder extranjero no amistoso intentara imponer en América un rendimiento de una educación mediocre como la que existe ahora, sería mejor que lo viéramos como una acto de guerra.” 

Eso fue hace 30 años. Tu pensarías que este reporte nos hubiera inspirado a recuperar nuestros estándares educativos en América, pero no ha mejorado en lo absoluto. América en un tiempo, era el abanderado en el mundo por su educación.  Hubo una vez en que clasificamos en primer lugar en el mundo en habilidades de matemáticas y en lectura, pero ya no más. Ahora, tenemos un 31avo lugar en matemáticas, y estamos bajo el promedio a nivel global. Los estudiantes chinos fueron categorizados a dos niveles arriba de sus contrapartes americanos. Nuestras habilidades de lectura nos dejaron en un #20 en general. Así, que a pesar de que nos hemos gastado trillones2 de dólares para avanzar la educación en América, nuestros estándares no han mejorado.

En la comunidad hispana, tenemos buenas y malas noticias referente a la educación. Las buenas noticias son que más hispanos están asistiendo a la universidad más que nunca antes. De hecho, en el 2012—por primera vez en la historia— un porcentaje más alto de hispanos fue a la universidad comparado con estudiantes blancos (69% vs. 67%). Además, los porcentajes de estudiantes que desertan la preparatoria ha disminuido a un 50% en los últimos 10 años (de un 28% a un 14%). Por el lado negativo, los hispanos tuvieron un 50% de menos probabilidades de terminar sus carreras en comparación con sus compañeros blancos. La “brecha del logro“ entre estudiantes hispanos en la primaria aún es muy amplia con —más de 20 puntos— en lectura y escritura.

Es tiempo de tomar una postura juntos y Elevar Nuestros Estándares de educación. Desafortunadamente, no hemos tenido los mismos estándares en cada salón de clase en América. En muchas ciudades, las mejores escuelas solamente se encuentran en los mejores vecindarios, y muchos de los estudiantes con el código postal equivocado que sufren las consecuencias de las escuelas que son deficientes. La igualdad en la educación es quizá, uno de los asuntos más críticos de derechos civiles en este tiempo. 

Comencemos con este nuevo año escolar. Los estudiantes tendrán que hacer de su educación una prioridad y pasar más tiempo en sus estudios. Los padres deben leerle a sus niños más jóvenes (una encuesta reciente indicó que estamos leyendo menos a nuestros hijos que en previas generaciones), participe con su escuela local, y asegúrese de que los niños lleguen a la escuela a tiempo y que terminen sus tareas. Los pastores deben ser líderes educativos en su púlpitos y en las bancas de su iglesia, animando a los miembros y empujándolos a que sigan aprendiendo toda la vida, a conectarse con sus líderes locales de las escuelas, y buscar programas de tutoría para los estudiantes para después de clases en las iglesias.

La Biblia es un texto excelente que le dará un cimiento espiritual y educativo a nuestros niños.  La palabra nos dice que, "Las escrituras son inspiradas por Dios y son de provecho para enseñar, para reprobar, corregir, y para entrenar sobre la rectitud2,” y la biblia es excelente para desarrollar habilidades en la lectura y un cimiento en el Señor. Cuando Jesús era solamente un niño, el dejó que sus padres hablaran sobre las Escrituras en el templo, y lo encontraron ahí, escuchándolas y haciendo preguntas. Y todos estaban asombrados por su entendimiento y sus repuestas3.” A través de este ejemplo, Dios nos está mostrando la importancia de ser educados en Su palabra como el pilar de todos nuestros estudios.  

Si América va a lograr todo su potencial, son nuestros estudiantes hispanos que llegarán a lograr ese potencial—mientras Elevamos Nuestros Estándares de educación. Desde 1970, la población latina ha incrementado hasta seis veces, de 9.1 millones a 53 millones en el 2012. Está proyectado que crezca hasta 129 millones en el 2060, de acuerdo a las últimas proyecciones del Buró del Censo de E.U. La parte de la población de E.U., actualmente un 17%, se espera llegar a un 31% para el 2060.  Entre ahora y el 2020, los números actuales de graduados hispanos de las preparatorias públicas incrementarán a un 41% y los asiáticos incrementarán en un 30%, mientras que los blancos van a declinar en un 12% y los negros en un 9%4. El presidente recientemente ha retado a cada americano a que se comprometa a por lo menos un año de educación superior o a un entrenamiento post-secundario (después de la secundaria). El presidente ha puesto una nueva meta para el país: que para el 2020, América una vez más tendrá la más alta proporción de estudiantes graduados de la universidad en el mundo.  Ese objetivo solamente será alcanzado si juntos Elevamos Nuestros Estándares de educación y ayudamos a más estudiantes a tener éxito. 

Este mundo a menudo trata de que nos conformemos a sus estándares, pero tenemos un llamado mayor en Cristo. Ciertamente, el apóstol Pablo escribe acerca de que no debemos conformarnos, pero en vez “Ser transformados al renovar [nuestras] mentes5.” El Señor está nuevamente recordándonos acerca de la importancia del uso de nuestras mentes, en esta ocasión para conocer la mera voluntad de Dios. Como hispano cristianos, estar mejor educados, no nos debemos conformar, sino transformar esta nación a través del poder de Dios. No nos vamos a conformar con los estándares del día, sino a incrementar los estándares de nuestras tradiciones de fe. Se ha dicho que "la Educación hace que la que gente fácilmente dirija pero difícilmente conduzca, que fácilmente gobierne pero difícilmente esclavice6”. Mientras Elevamos Nuestros Estándares de educación, seguramente vamos a demandar más entre nosotros, incluyendo a los representantes de nuestra nación. Vamos a luchar para lograr muchos de nuestros perdurables estándares, estándares que nos ayudarán a asegurar “libertad y justicia para todos.” Estándares que nos recordarán que el más grandioso mandamiento de todos es amar a Dios con las mentes que Él nos dio para usar en Su gloria.

1 Gastos totales para escuelas primarias y secundarias públicas en los Estados Unidos sumó solamente a $632 billones en el 2010–11

2 Timoteo 3:16

3 Lucas 2:47

4 Knocking at the College Door (Tocando a la Puerta del Colegio), Reporte WICHE 

5 Deut 6:5

6 Matt 22:37

7 Romanos 12:2

8 Henry Brougham

leer más +